Cualquier persona que se lo plantee puede aprender a tocar la guitarra sin importar la edad. Desde niños, adultos hasta personas bastante mayores, encontrarán en la guitarra un nuevo reto y un hobby que se puede convertir en pasión.


undefinedAlgo que he aprendido en todos los años que llevo tocando (casi 25 años de práctica), es que no hay edad para comenzar con este fabuloso hobby. Por supuesto que un niño que aprende a tocar puede llegar muy lejos por el tiempo que tiene por delante... pero también puede abandonarlo rápidamente. La juventud tiene una gran energía, pero con frecuencia también posee poca paciencia y poca disciplina y esas son precisamente unas virtudes muy necesarias para tocar la guitarra, que un adulto suele tener. Un adulto puede carecer de tiempo o de energía, pero su interés y paciencia pueden obrar maravillas, que suplan otras carencias.

 

Mucha gente piensa que tocar la guitarra requiere muchísimos años. Ciertamente que con el paso del tiempo se van mejorando las habilidades, pero lo básico puede aprenderse en 6 meses, y en un par de años puede tocarse algo de muy buen nivel.
Cuando la gente me pregunta si no será demasiado tarde para aprender, siempre pregunto la edad. Una vez me dijeron “tengo 60 años” y contesté “Bueno, si hoy no empiezas a tocar la guitarra, cuando tengas 62 estarás igual que ahora, pero si empiezas hoy, quizá para tu cumpleaños número sesenta y dos puedas tocar algunas cosas muy interesantes.”


Uno de los mayores motores para tocar la guitarra está en la motivación y en la constancia. Una persona adulta puede ser muy constante, y su avance le irá motivando más y más.



Dejar de aprender a tocar la guitarra por la edad no es un buen motivo. Si en casa no hay por ahí una guitarra arrumbada, hay que emprender el viaje a la tienda de instrumentos musicales más cercana ¡Y divertirse comprando una guitarra!


Una ventaja muy grande de tocar siendo adulto, es que uno suele tener una situación económica menos apretada que la de un estudiante, por lo que puede acceder con mayor facilidad a instrumentos de mejor calidad, que son determinantes para aprender correctamente.
También es probable que haya una academia de música cercana. Matricularse es cosa de un minuto. También hay muchos cursos en internet (como los que presentamos en Encuentra.com) y una cantidad inmensa de libros.


Hoy en día existe la ventaja de una gran cantidad de material didáctico: libros, CD’s, revistas que facilitan más que nunca el aprendizaje.
Decidirse a tocar la guitarra es el comienzo de un camino estupendo y divertido que brinda una cantidad innumerable de satisfacciones. ¿No sería fabuloso tocar nuestra canción favorita? ¿No sería muy gratificante tocar canciones con los amigos?


Al tocar la guitarra hay muchas barreras, pero la menos válida de todas es la edad. ¡Nunca es tarde para empezar!